BLACKSTAR... EL REGALO DE DESPEDIDA DE DAVID BOWIE
BLACKSTAR... EL REGALO DE DESPEDIDA DE DAVID BOWIE
BLACKSTAR... EL REGALO DE DESPEDIDA DE DAVID BOWIE

BLACKSTAR... EL REGALO DE DESPEDIDA DE DAVID BOWIE

12 de enero de 2016

Damos la bienvenida a nuestra querida Queen Bitch, experta en música (al menos mucho más que esta Rubia y esta Morena cada día más ausentes) para que haga la reseña de la que ya es obra póstuma de David Bowie, que nos dejó inesperadamente el pasado domingo tras una larga lucha contra el cáncer... Se va, pero nos deja una gran herencia multigeneracional.

Me pide la Morena que escriba una reseña sobre el último disco de David Bowie. Lo haré si el velo negro y las lágrimas no me impiden ver la pantalla del ordenador.

Me pongo seria.

La que ha resultado ser la despedida musical de David Bowie supone un verdadero regalo para sus fans más sinceros, los que encontramos los defectos y las virtudes de sus diversas etapas. Blackstar (Columbia, 2016) no es un disco fácil, no pretende ser comercial ni llegar a las masas que solo lo recordarán por mamarrachadas ochenteras como "Blue Jean" y que, de repente, creen haberse convertido en expertos.

Blackstar es el diario íntimo de un gran artista que se enfrenta serenamente a sus últimos días. Y al que le da la forma musical que le da la gana abriéndolo, por ejemplo, con una suite de nueve minutos de duración. Porque Bowie hizo lo que le dio la gana casi siempre.

La primera impresión que tuve al escuchar Blackstar fue que Bowie se había decidido a poner letra a los instrumentales que componían la cara B de Heroes (RCA, 1977), es decir, la secuencia de temas que iba desde "V-2 Schneider" hasta "Neuköln". Hay algo en las frías atmósferas electrónicas y en los saxos frenéticos de Blackstar que nos retrotrae a aquella etapa berlinesa.

Desbordante de ideas y de voz a los 68 años, el gran intérprete que es Bowie se apoya en unas contundentes bases rítmicas que se asoman ya al epónimo "Blackstar" y que alcanzan su máxima representación en el desbocado ritmo drum'n'bass de "Sue (Or In a Season of Crime)". Incluso el remanso cuasi-acústico de "Dollar Days" parece guardar una sorpresa rítmica durante su sensual solo de saxo.

El subidón rítimico, aunque relativo, llegará en la más o menos bailable "I Can't Give Everything Away", tema que cierra el disco con un ahogado solo de guitarra que recuerda, esta vez, al imprescindible Scary Monsters (and Super-Creeps) (RCA, 1980). Por su parte, "Lazarus" se abre y se cierra con unos cristalinos punteos de guitarra que, personalmente, me recuerdan a los The Cure más introspectivos. Sutiles ecos siniestros que acaso nos estén hablando de un desenlace fatal. Completan la colección "'Tis a Pity She Was a Whore" y "Girl Loves Me".

Siete canciones que no entrarán a la primera pero que, tras varias escuchas, se nos quedarán grabadas. Estribillos brillantes pero no inmediatos. En definitiva, lo que hizo siempre el Bowie de primera división.

No voy a hablar de las letras puesto que, a estas alturas, ya todo el mundo ha creído adivinar que hacen velada referencia a su enfermedad terminal. Puede que sí o puede que no. Que el videoclip de "Lazarus" estaba anunciando su muerte. Pongamos que es así pero no voy a tratar el tema porque ya todo el mundo ha hablado de él. Lo que sí ha conseguido con estas especulaciones es que, tras su desaparición, se hable de él y de su obra pero no de su vida privada. ¡Cómo no idolatrarlo!

Queen Bitch

Comentarios

No hay comentarios.

Showbitch Magazine es un sitio que publica de forma gratuita rumores, conjeturas, cotilleos, noticias e información objetiva. Sus contenidos podrían contener errores e inexactitudes. Showbitch Magazine no verifica la fiabilidad del contenido que se publica. Showbitch Magazine no almacena archivos de video o audio en su servidor. Solo indexamos y enlazamos a contenidos que ofrecen otros foros o sitios.

Información sobre derechos de autor: Todas las fotos, logos, videos y marcas registradas que aparecen en el sitio están protegidas por derechos de autor y pertenecen a sus respectivos propietarios, y showbitch.net no se atribuye la autoría de ninguna de ellas a no ser que se especifique lo contrario.

Si consideran que cualquier contenido aparecido en showbitch.net infringe sus derechos de autor, por favor pónganse en contacto con nosotros a través del correo: showbitx@gmail.com y el material relacionado será retirado tan pronto sea posible.

Las citas y reproducciones de contenidos ajenos publicados en www.showbitch.net son realizadas con finalidad informativa, sin que ello suponga ningún tipo de asunción por parte de la web de las opiniones o informaciones expresadas.

Las imágenes de Linda Evans y Joan Collins son propiedad de sus autores, y son empleadas con una única finalidad informativa y homenaje a dichas personalidades.

********************************************************

Legal disclaimer: Showbitch Magazine is a site that publishes rumors, conjecture, gossips, news and factual information. The content may contain inaccuracies and errors. Showbitch Magazine does not verify the reliability of the content published. Showbitch Magazine does not store any audio or video files on its server. We only index and link to content provided by other sites.

Copyright Information: All photos, logos, videos and trademarks that appear on the site are copyright their respective owners and showbitch.net asks no credit for them unless otherwise noted.

Claims of Infringement: If you believe that any content appearing on showbitch.net infringes on your copyright, please email us:

showbitx@gmail.com

with the following information and the infringing material will be removed as soon as possible.

(a) your name, address, telephone number, and e-mail address;
(b) a description of the copyrighted work that you claim has been infringed;
(c) the exact URL or a description of each place where alleged infringing material is located;
(d) a statement by you that you have a good faith belief that the disputed use has not been authorized by you, your agent, or the law;
(e) your electronic or physical signature or the electronic or physical signature of the person authorized to act on your behalf; and
(f) a statement by you made under penalty of perjury, that the information in your notice is accurate, that you are the copyright owner or authorized to act on the copyright owner’s behalf

Please also note that under Section 512(f) of the Copyright Act any person who knowingly materially misrepresents that material or activity is infringing may be subject to liability.

Showbitch Magazine and its authors are not responsible for comments made by our visitors.

Buscar